31 jul. 2012

HELADO DE CAFÉ

Hoy para terminar el mes y acompañar estos calores, ¡¡¡una de helado!!!. Aquellos que no seáis muy 'cafeteros' , no os preocupéis, no pasa nada, porque esta misma receta se puede hacer con el sabor que más os guste. De hecho, nosotras nos hemos inspirado en la receta que hace poco publicó Su de helado de naranja hecho con leche evaporada. Desde entonces, la Niña se quedó con la mosca detrás de la oreja.... ¡Qué buena idea eso de hacer helados con la 'leche ideal', en vez de con nata! Así quedan más ligeros y viniendo la receta de Su seguro que riquísimos, y sin necesidad de tener heladora. Así que no nos lo pensamos dos veces, ¡manos a la obra! La Niña ha probado con varios sabores, pero este de café no veáis como apetece a media tarde o después de comer, en vez de tomarte el típico café con leche, además como este que hicimos no está muy dulce entra de maravilla y no empalaga nada de nada.

Nosotras lo hemos hecho con café con un poquito de leche, como un cortado, vosotros podéis probar a hacerlo como más os guste, depende de como prefiráis el café, si con mucha o con poca leche, o también lo podeís hacer añadiendo solo café, así quedará mucho más fuerte de sabor. La cantidad de azúcar es orientativa, también depende de  como os guste de dulce el café, a la Niña le gusta que sepa a 'café-café', así que tened en cuenta que con la cantidad de azúcar que os propone no queda nada dulzón.



¿Listos para tomar nota?




-  1 bote de 400gr. de leche evaporada
 150 - 175 ml. de café o café con leche
-  40 gr. de azúcar
-  2 cucharadas de azúcar invertido





  • Preparar el café solo o con leche en la cafetera, dejar enfriar y reservar.
  • Agitar el bote de leche evaporada, echarla en un bol grande y meterla en el congelador durante una hora más o menos, hasta que empiece a formar una capa congelada en la superficie pero siga estando liquida por abajo.
  • Sacar el bol con la leche evaporada del congelador y batir con un batidora de varillas eléctrica, hasta que doble su volumen e incluso un poco más. 
  • Sin dejar de batir incorporar el café y los azúcares.
  • Volver a meter en el congelador, y cada hora sacarlo y batirlo con la batidora, para que poco a poco el helado vaya quedando más cremoso. Esta operación la tendréis que repetir 3 veces.
  • Dejar en el congelador hasta que termine de congelar y servir. La Niña lo ha acompañado con cacao en polvo espolvoreado por encima... ¡¡Qué rico!!




* Si no tenéis varillas eléctricas, podéis hacerlo con las manuales, pero os advierto que os va a llevar un buen rato. Para que os hagáis una idea es como si estuvierais montando nata.

* Como cualquier helado, es conveniente que lo saquéis una media hora antes de consumirlo y lo guardéis en el frigorífico, así podréis manejarlo mejor y hacer las bolas sin problema.

* Sí, es así de fácil, pero desde aquí os digo que hacer helados en casa es la perdición... y no os quiero ni contar si no tienes heladora, y lo tienes que batir varias veces para que vaya quedando cremoso, ¡es imposible resistirte y no ir probando cada vez que lo sacas del congelador!





Nosotras ya nos lo hemos terminado, pero seguro que haremos más, ¿y vosotros?







Besitos de Pimiento!!




19 jul. 2012

"OREO LAYER CAKE" ¡¡¡Feliz cumple primo!!!

Hoy la Niña os trae la receta de una "tartaza" para todos los fans de las oreo. Teníamos un cumple, ¿y que mejor ocasión  para hacer una 'Layer Cake' o tarta de capas que cuando haces una tarta sorpresa?. Estas tartas americanas nos parecen alucinantes, ¡son de película!. Pero en condiciones normales en casa no se hacen  esta clase de pasteles  porque habría tarta hasta el año siguiente. Como la Niña sabía que a su destinatario le gustan las oreo, y la tarta sí o sí tenía que llevar chocolate, al final combinamos ambos ingredientes y resultó esta  "mega tarta". Aunque la receta parezca superlarga, en realidad no es para tanto, todo es ponerse y organizarse en la cocina, ir haciendo las cosas poco a poco y cuando todo esté listo comenzar a montarla.  

Está hecha con bizcochos de chocolate a los que la Niña ha añadido galletas oreo hechas cachitos, es una adaptación de una receta de Bakerella, y el resultado son unos bizcochos supertiernos y jugosos en los que los trozos de galleta a penas se notan porque se quedan integrados en su masa. 

El relleno es un frosting de queso que ya hemos  usado en más ocasiones, está superrico y no queríamos rellenarla con uno  que llevara mantequilla e hiciera la tarta más pesada de lo que ya es. Y la cobertura de chocolate está hecha con la receta de Silvia. La Niña se decidió por esta crema de 'choco' porque ya la había utilizado en más ocasiones, una de ellas para hacer la tarta del año pasado a este mismo cumpleañero.




¿Preparados?




Para hacer cada bizcocho de oreo:
- 145 gr de harina
- 60 gr. de cacao en polvo
- 280 gr. de azúcar
- ½ cucharadita de levadura para bizcochos
- ¾ cucharadita de bicarbonato 
- ½ cucharadita de sal
- 2 huevos (a temperatura ambiente)
- ½ taza de aceite de girasol
- 1 cucharadita de esencia de vainilla
- ¾ tazas de leche entera (a temperatura ambiente)
- ¾ tazas de agua caliente
- 12 -16 galletas oreo sin la crema hechas trozos.
- 1 cucharada de la crema de las galletas oreo.
Para el relleno:
- 625 gr. de queso mascarpone
- 500 ml. de nata para postres (35,1% m.g)
- 200 gr. de azúcar glas
- 2 y ½ cucharadas de esencia de vainilla
- Trozos de galletas oreo sin la crema
Para la cobertura de chocolate:
- 450 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
- 10 cucharadas de leche entera (aproximadamente)
- 80 gr. de cacao en polvo
- 200 gr. de azúcar glas
- 2 cucharaditas de esencia de vainilla
Para decorar:
- Crema del relleno de la tarta
- Galletas oreo mini




Para hacer los bizcochos:

  • Precalentar el horno a 180º, calor arriba y abajo.
  • En primer lugar preparar el molde donde se va a hacer el bizcocho, nosotras hemos utilizado uno de 20 cm. y lo que hicimos fue untarlo de mantequilla y forrarlo con papel de hornear.
  • En un bol mezclar la harina, el cacao, el bicarbonato y el polvo de hornear todo ello tamizado, junto con el azúcar.
  • Añadir los huevos, el aceite, la esencia de vainilla y la leche, y mezclar hasta que esté todo bien integrado.
  • Echar el agua hirviendo y mezclar. Veréis que os queda una mezcla muy líquida, como un batido de chocolate, no os preocupéis porque debe quedar así.
  • Y por último añadir las galletas oreo sin la crema hechas cachitos y una cucharada del relleno de las galletas, y mezclar.
  • Echar la mezcla en el molde y hornear durante 40 minutos más o menos, dependerá de los hornos. El bizcocho estará listo cuando al pinchar con un palo de brocheta, éste salga limpio.
  • Pasado este tiempo sacar del horno, dejar enfriar sobre una rejilla, desmoldar cuando esté frío y reservar.
  • Si vais a hacer una tarta de 3 capas, tendréis que repetir este mismo proceso 2 veces más, a no ser que hagáis las capas de bizcocho más finas, entonces posiblemente de un bizcocho podréis sacar dos capas.


Para hacer el relleno:

  • Montar la nata con ayuda de unas varillas eléctricas o unas manuales. Para no tener problemas al montarla, lo mejor es que la nata esté bien fría.
  • Incorporar poco a poco el azúcar, sin dejar de batir y con cuidado para que no se desmonte.
  • Por último añadir el queso mascarpone y la esencia de vainilla  poco a poco e ir mezclando con movimientos envolventes, hasta obtener una mezcla homogénea y sin grumos.
  • Cubrir el bol donde hayais hecho la crema con papel film y dejar en la nevera durante unas horas o hasta que vayáis a montar la tarta.
  • Tener preparados en otro bol trozos de galletas oreo sin la crema para integrarlas en la mezcla del relleno antes de añadirlo a la tarta.

Para hace la crema de chocolate:

  • Batir la mantequilla hasta que este esponjosa.
  • Añadir el cacao y el azúcar glas, ambos tamizados y batir hasta que se integren con la mantequilla.
  • Echar la leche y la esencia de vainilla y batir hasta que quede una mezcla cremosa.
  • Si no os queda muy cremosa y la mezcla no se maneja bien tendréis que echar alguna cucharada de leche más.
  • Reservar la mezcla en el mismo bol tapado con un papel film y  meter en el frigorífico.


Para el montaje de la tarta:

  • Nivelar los bizcochos, de forma que queden los tres de la misma altura y tamaño. Se puede hacer con un cuchillo de sierra procurando que queden las tres capas iguales, y si disponéis de una lira esta tarea es 'coser y cantar'.


  • Sobre el plato en el que vayaís a presentar la tarta colocar papel de hornear, así al recubrir y rellenar la tarta no manchareis el plato. Sobre él poner la base de cartón y sobre ella echar un poco de la crema del relleno y colocar encima el primer bizcocho, el más imperfecto de todos los que hayáis hecho. Al poner la crema evitáis que el bizcocho se os mueva.
  • En un bol pequeño echar 5-6 cucharadas de la crema del relleno, añadir los trozos de galletas oreo que habíais reservado y mezclar. Para coger siempre la misma cantidad de crema nosotras usamos una cuchara de servir helado.
  • Extender sobre el primer bizcocho la crema del relleno, con la ayuda de una espátula, hasta que quede lo más uniforme posible. Si se sale por los lados no pasa nada.
  • Poner otra capa de bizcocho encima, presionando levemente y asegurándonos de que esté bien alineado con el bizcocho anterior.
  • Repetir la misma operación con la crema del relleno que en el bizcocho anterior, y colocar encima el último bizcocho, el que mejor nos haya quedado de todos, con la parte de abajo hacia arriba, es decir la parte más bonita.
  • Con una espátula rebañamos la crema que se ha salido por los lados al rellenar las capas de la tarta.



  • Cubrir la tarta con una primera capa de la crema de chocolate,  Esta fina capa va a servir para fijar y ocultar las imperfecciones de los bizcochos.
  • Meter la tarta en la nevera durante una hora más o menos.
  • Cubrir con una segunda capa de chocolate, esta mas generosa, y con ayuda de una espátula ir alisando la superficie y los laterales de la tarta. 
  • Para extender la crema lo mejor es que cada poco limpiéis la espátula y puede que también os ayude si la crema está muy dura, sumergir la espátula en agua caliente.
  • Meter la tarta en el frigorífico para que se asiente y endurezca la crema durante mínimo una hora.
  • Decorar como más os guste. Nosotras la decoramos con al ayuda de una manga pastelera, con crema de relleno que nos había sobrado y unas 'minioreo'. 





* Para hacer este tipo de tartas, lo mejor que podéis hacer antes de empezar es ver y leer el fantástico tutorial que preparó nuestra amiga bloguera Bea, sobre "como rellenar y cubrir un layer cake".


* Si vais a hacer los bizcochos días antes de montar la tarta, lo mejor es que los reservéis envueltos en papel film.


* Sí, vale, diréis "pues la tarta de la primera foto tiene una decoración y la del final otra!", pero no, la Niña no hizo dos tartas solo que después de hacer las fotos y como no tenía velas, decoró también la parte central de la tarta, improvisaciones de última hora...


* Las partes que sobran de los bizcochos, las podéis congelar envueltas en papel film, os las podéis comer o repartirlas entre familiares, amigos y demás, como hicimos nosotras.




¡Y ahora a ver quien se anima a hacer la tarta! Bueno si no os atrevéis con el 'tartón' podéis  probar con el bizcocho porque queda muy rico y jugoso, y la crema de la cobertura y del relleno os pueden servir para otras tartas que hagáis.


¡Hasta  la próxima!










Besitos de pimiento!!
"

9 jul. 2012

ENSALADA DE CUMPLE "TAKE AWAY" (para llevar)


Hace ya unos días la Niña tuvo que preparar un menú de cumple  para llevar al trabajo. Sí, ya veis en vez de pedirle que haga una tarta, que sería lo más normal, la encargan un menú de tuper "especial" para tres. ¡Pues dicho y hecho! Con unas cuantas ideas sencillas y un poco de maña se puede hacer un "ofi-picnic" de lujo! La ensalada que os trae hoy la Niña formó parte del primer plato o entrante. Para que veáis que llevar la comida del día de cumple en un tuper y compartirla con tus compis de trabajo, puede ser algo muy rico y a la vez especial. Ah! y ni que decir tiene que si esta ensaladita se la ponéis  en casa  a vuestros comensales en un plato o fuente bien presentada, tenéis un entrante de lujo para vuestras celebraciones.

En este caso no os vamos a dar cantidades porque la Niña cree  que eso va según el gusto de cada uno, puede que alguno no le gusten mucho las nueces o las pasas no le hagan mucha gracia, pues ya sabe, a echar pocas!, o prefiera encontrarse mas trocitos de jamón o de queso, etc.



Y sí, tal cual lo veis se lo llevó al trabajo ¡Había que animar la oficina que para eso estaban de cumple!






-  1 Bolsa de brotes de lechuga
-  Pasas de Corinto
-  Nueces
-  Un buen queso curado
-  Lonchas de jamón serrano
-  Un bloque de foie gras de pato
-  Aceite de Oliva Virgen Extra
-  Crema de vinagre balsámico de módena





  • Lo primero que hay que hacer es preparar todos lo ingredientes: pelar las nueces, trocear las lonchas de jamón en trozos del tamaño que mas os guste y partir las lonchas de queso.
  • Dejar el foie en el frigorífico porque nos interesa que esté frío.
  • Como nuestra intención era meter las ensaladas en tuper lo que hicimos fue poner una capa de lechuga y añadir pasas, nueces y jamón a nuestro gusto.
  • Encima añadir otra capa de lechugas y por último echar algunas pasas y nueces más, añadir jamón, los trozos de queso y el foie laminado.
  • Para laminar el foie y que nos quede bonito, tiene que estar bien frío, y con un pelador de zanahorias o patatas vamos sacando lascas finas del bloque de foie y las colocamos sobre la ensalada.
  • Y por último aliñar con el aceite de oliva virgen extra y la crema de vinagre balsámico de módena.


* Es bien fácil y los ingredientes los podéis ir añadiendo a vuestro gusto y en las cantidades que deseeis. 

* Nosotras hemos utilizado un bloque de foie gras de pato de la marca Eroski 'Seleqtia', da muy buen resultado y en relación calidad precio es de lo mejor.

* Los tuper, los venden en Mercadona, nos parecen superapañados para estos menesteres porque la tapa tiene rosca y así no hay peligro de que se nos abra por el camino, y su tamaño es muy aparente para presentar la ensalada en raciones.



¡¡Y listo para llevar!!











Besitos de pimiento!! 


4 jul. 2012

OSITOS DE GALLETA O "GALLETOSITOS" #diadelagalleta


¡Hoy si que nos gusta el "diade", porque la Niña es supergalletera! La idea de @sweetnoelia nos encantó, y la apoyamos desde el primer momento sin pensar la que se nos venía encima... creo que todos los  participantes hemos sudado la gota gorda, porque encender el horno con esos días de calor interminable que hemos tenido ha sido mortal!

Pero a pesar de todo agradecemos mucho, muchisimo a  Noelia y María (@losblogsdemaria) que hayan montao el sarao porque la Niña se lo ha pasado pipa haciendo estas galletas! Uysss... y cómo  no, gracias a nuestro gran Javi (@pasardelaire) que siempre está en la onda twittera enterándose de todos los "diasde" y nos hace estos logos tan molones!! 


Para el #díadelagalleta, la Niña quería preparar algo divertido pero facilito y el resultado han sido estas galletas tan ositísimas! Para hacerlas, hemos utilizado la receta de la masa de galletas de mantequilla y chocolate que empleamos cuando las hacemos para decorar, porque ambas están ricas-ricas y se moldean muy bien.

Así que la Niña os trae dos versiones de "ositogalletas", unas con forma de osito, "de los pies a la cabeza" y otras solo con la carita, colocada en un palito como si fueran una piruleta. ¿No os parecen supergraciosas? ¡¡A los peques.... bueno y a los no tan peques les van a encantar!!


¡Son geniales para regalar a los niños, solo necesitáis unas bolsitas de celofán y cuerda o lazos de colores!


 ¿Os animáis a sorprender a los más peques? 




Para la masa de mantequilla:
-  500 gr. de harina de repostería
-  250 gr. de azúcar glas
-   250 gr. de mantequilla punto pomada
-   1 huevo a temperatura ambiente.
-   1 cucharada de esencia de vainilla
Para la masa de chocolate:
-   500 gr. harina de repostería
-   360 gr. de mantequilla punto pomada
-   240 gr. de azúcar glas
-   100 gr. de cacao puro en polvo
-   2 yemas de huevo a temperatura ambiente.
-   2 cucharadas de agua fría




Para hacer las galletas de mantequilla:

  • En un bol batir la mantequilla y el azúcar glas tamizado, hasta obtener una masa blanquecina y cremosa.


  • Sin dejar de batir añadir el huevo y la esencia de vainilla
  • Cuando esté integrado añadir la harina tamizada de pocos en pocos, y mezclar hasta obtener una masa homogénea. Hacer una bola con la masa
  • Dividir la masa en dos o cuatro partes, envolver en papel film y dejar enfriar unas horas en el frigorífico para que endurezca y se maneje mejor a la hora de hacer las galletas.


Para hacer las galletas de chocolate:


  • En un bol tamizar el azúcar glas, añadir la mantequilla y batir con unas varillas hasta obtener una masa blanquecina y cremosa.
  • Añadir la harina tamizada de pocos en pocos e ir mezclando.


  • A continuación añadir el cacao, también tamizado y mezclar hasta que obtener una masa homogénea. Veréis que la masa es muy compacta, lo mejor es que la amaseis con las manos. 
  • Por último añadir las yemas de huevo y las cucharadas de agua fría, y mezclar bien. Hacer una bola con la masa.
  • Cuando la masa esté lista, dividirla también en dos o cuatro trozos, envolver en papel film y dejar enfriar en el frigorífico hasta que endurezca.


Si queremos hacer ositos:


  • Precalentar el horno a 180º, calor arriba y abajo.
  • Sacar una de las porciones de la masa del frigorífico, e ir cogiendo trozos de masa para hacer bolitas con las manos. Las del cuerpo serán las más grandes, las de la cara un poco mas pequeñas y las de las patas, brazos y orejas más pequeñas.
  • Cuando tengáis las bolitas hechas solo hay que aplanarlas ligeramente con la mano e ir ensamblándolas para formar los ositos. Lo mejor es que este paso lo hagáis directamente sobre  la bandeja de horno, cubierta previamente con papel de hornear.
  • Y por último con un poco de paciencia moldeais con la masa los ojos y la boca.


  • Meter la bandeja de horno con las galletas en el frigorifico durante unos minutos.
  • Hornear durante 12-15 minutos. Este tiempo es orientativo, depende de los hornos, estarán listas cuando las partes de galleta de mantequilla empiecen a tomar un ligero color dorado.
  • Sacar del horno, retirar de la bandeja con mucho cuidado con  la ayuda de una espátula y dejar enfriar encima de una rejilla.


Si queremos hacer caritas de oso con palito:

  • En primer lugar necesitáis palitos de polo, unos cortadores redondos de diferente  tamaño (los nuestros era de  7 y 4 cm) y unas pepitas de chocolate para hacer los ojos.
  • Precalentar el horno 180º, calor arriba y abajo.
  • Extender la masa con ayuda de un rodillo, hasta dejarla con un grosor de 8mm. más o menos. Debe ser gordita para que se pueda insertar el palo sin que se nos rompa la galleta.
  • Cuando tengamos la masa extendida cortar la circunferencia grande, pasarla a la bandeja de horno e insertar el palito.
  • A continuación extender con el rodillo la masa del otro color y con el cortador pequeño sacar dos circunferencias por oso, una será el morrete y la otra la cortaremos en dos y serán las orejas de nuestro osito.


  • Ahora solo hay que colocarlas pegadas a la circunferencia grande que ya tenemos en la bandeja de horno.
  • Con la ayuda de un cuchillo hacer el dibujo de la boca en cada uno de los ositos.
  • Meter la bandeja de horno con las galletas en el frigorifico durante unos minutos.
  • Hornear durante 12-15 minutos. Este tiempo va a depender del tipo de horno y del grosor de las galletas. Estarán listas, como en el caso anterior cuando veamos que las partes de galleta de mantequilla toman un ligero color dorado.
  • Sacar del horno y colocar las pepitas de chocolate a modo de ojos.
  • Retirar las galletas dela bandeja con la ayuda de una espátula y pasarlas a una rejilla y dejarlas enfriar.
(Inspirada en el libro "Pastas a gogó")



* Nosotras en los dos casos para hacer la masa nos ayudamos de los ganchos de la batidora, nos facilitan mucho la tarea. Si no tenéis ningún electrodoméstico aparente para este menester, hacedlo con las varillas o una espátula de silicona. A medida que añadáis la harina vais a ver que la masa se trabaja peor, llegado este punto lo mejor es que paséis a amasar/mezclar con las manos.

* En los dos casos vais a obtener una masa muy manejable y nada pegajosa.

* Cuando la masa esté preparada se divide en dos o cuatro partes para que cuando a la hora de moldear y cortar se maneje mejor y para que no se caliente y ablande toda la masa. 

* La combinación de los colores claros y oscuros se puede hacer como más os guste.

* Hay  que procurar que al estirar la masa con el rodillo quede toda ella del mismo grosor.

* En el segundo caso, podéis ayudaros de una espátula para levantar la masa ya cortada de la superficie de trabajo y ponerla encima de la bandeja de horno, así no se os romperá y no perderá la forma.

* Si al hacer los ositos veis que la masa se reblandece demasiado y no se maneja bien sobre todo para darle forma con el cortador, metedla en el frigorífico durante unos minutos para que endurezca.

* Al sacar las galletas del horno veréis que están blandas, no os preocupéis y no las dejéis más tiempo horneando, en cuanto enfríen endurecerán y quedarán crujientes.

* ¡Por supuesto que podéis utilizar otras recetas de galletas, con otros sabores! Solo tenéis que tener en cuenta que sea una masa que se maneje bien para que no tengáis problema al darle forma, que los dos tipos de masa tarden el mismo tiempo en hornearse y que una sea de un color claro y la otra más oscura.

* Ah! y muy importante, la masa una vez hecha os aguanta varios días en el frogorífico envuelta en papel film, así que las podéis ir haciendo poco a poco para que no os agobiéis ni os deis un palizón!



No sabemos de que será el siguiente "diade", pero no estaría mal que fuera de algo fresquito.... ¿verdad?


¡¡La Niña  y sus "ositos" os esperan en la en la próxima receta!!










Besitos de pimiento!!!